hechizado-aguas-L-lHhDBN

Ahora, que casi todos a los que amé y no comprendí están muertos…

Sigo buscándoles,

porque cuando me encuentro solo en la montaña, 

durante el crepúsculo, 

toda mi existencia parece fundirse con mi alma,

y mis recuerdos, 

y con los sonidos del río, 

y con su ritmo de cuatro compases y la esperanza de que surja un pez…

Ahora lo se;

Podemos amar totalmente, sin entender totalmente…

Harper&Row

images (5)

Ésta tierra verde, de océanos verdes,

verdes despertares y negras heridas,

de la mina vacía.

Renglones de plata en la ría, llevan mi voz escrita,

a la mar, que brava limita,

con la otra orilla.

Historias de celtas y druidas en las tierras altas,

de robles, castaños y hayas, calderos,

y leyendas dormidas.

Sembrados de espigas los campos,

renuevan la vida.

Burlan el pasado,derrotan mi ira.

Dawn

 

4images

Nací en Grasse, una pequeña ciudad, donde los puestos de flores, verduras y frutas, transforman la atmósfera de esta villa provenzal…

1177696059_0

El secreto está en los pétalos de las flores que cuelgan en la primavera y aún en otoño, entre las grietas de los muros medievales….

9images

Está, en los colores que inundan las praderas de lavanda, perfuman los dorados ocasos y nadan entre brisas de margaritas, azucenas, amapolas y campanillas.

lavande15

En una plaza pequeña en el centro de la villa, hay una terracita con unas pocas mesas donde voy cada mañana a desayunar, y siempre me instalo al lado de una fuentecilla, el aroma del pan de mantequilla, cocido durante las horas de descanso en el horno de piedra, me provoca un apetito delirante…

francia-primavera-in-provenza

Impúdicamente lujurioso, casi sexual, que mínimamente logro controlar saboreando las confituras de jazmines o de rosas. Los cazadores de esencias, como yo, nos valemos de un truco para perpetuar los aromas situándonos al amanecer cerca de las numerosas fuentes que refrescan los jardines…

11images

 

 

 

 

O en las húmedas praderas, que captan los vientos del sur, que transportan y entrelazan los brillos de las flores y el perfume de las frutas maduradas al sol de cada verano…

lavanda-aristofennes-1

Cerca de mi mesa, debajo de los arcos y soportales que rodean la plaza y le dan frescor, están los puestos de flores del mercado, que se muestra a diario…

casa de la provenza francesa

Los cultivadores presentan sus bellezas, impregnadas de collares de rocío y colores cálidos, que cobran un valor añadido, por la efímera virginidad de sus aromas.

lavanda-aristofennes-4

Desde hace siglos, vigilo de cerca a los encandilados visitantes, a los “despistados” y a los “despiertos” que pretenden penetrar, en el corazón de las vendedoras, como invaden el corazón de la ciudad…

tourrettes-sur-loup-provenza copia

Que con la compra caprichosa de una flor, intentan poseer también la esencia del perfume de la virgen que lo ofrece.

la-protectora-de-los-vendedores-de-flores-homen_-prerrafaelistas-800

Dawn

071015Irati_091 copia

Torcida como el dedo de una bruja, la rama del roble me impedía el paso por la senda elegida, la que me lleva a tu destino, necesito conocerlo para poder salvarte del maleficio que ahuyenta a tus hadas….

El camino serpentea entre los árboles, los muchos helechos elevan sus apretadas puntas como si fuesen puños en alto…

Paso a través de unos troncos caídos por la tormenta de la noche pasada, a veces, los arroyos que forma la lluvia, son el propio sendero, los musgos son almohadillas verdes sobre las raíces desnudas y los charcos emiten brillos esmeralda con las luces del nuevo sol…

El final se percibe, como una conjunción de verdes y azules, que avanzan hasta el gran lago, comienza una brisa persistente que azota las praderas y la pequeña cascada que se precipita, envuelta en una neblina de espuma, vapor y nubes de color del arco iris….

Llego a la superficie del lago, el viento ha desaparecido para convertirse apenas en un cálido soplo que me va alejando de la orilla, es tu aliento que me atrae hacia tu morada, mi destino final….

Dawn.